Los kirchneristas de Ibarra salen al combate para remontar una cuesta difícil

Los kirchneristas de Ibarra salen al combate para remontar una cuesta difícil

Tras un conflictivo cierre de listas, en las cercanías de Fuerza Porteña los motores de la campaña no terminan de ponerse en marcha. Si bien el jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, no tiene una mala relación con el presidente Kirchner -por el contrario, ésta pasa por un buen momento- los seguidores de ambos no han dejado de propinarse codazos. Estos cortocircuitos provocaron el diseño de una desvaída campaña electoral y el retraso de la entrada en combate de las huestes peronistas, que recién ahora comienzan a moverse. Bonasso irá a pelear en la Zona Sur -donde Macri es más fuerte-, en tanto que los "kirchneristas" que están dentro de Fuerza Porteña harán dos actos en el Teatro Ateneo, el 7 y el 14 de agosto


El estado de ánimo de la alianza que pergeñaron en la Ciudad de Buenos Aires el presidente de la Nación, Néstor Kirchner y el jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra no está pasando por su mejor momento. Demasiados ruidos en la línea de comunicación entorpecen la armonía entre los seguidores de ambos caciques, ya que entre ellos dos no existen las mismas interferencias.

Es conocida la escasa benevolencia que le dispensa al presidente la principal aliada de Ibarra, la chaqueña "Lilita" Carrió. Esta actitud se compadece con el acendrado "gorilismo" que profesan algunos cuadros de la antigua izquierda vernácula que habitan en la cercanía inmediata de Ibarra, "gorilismo" con el que se sienten ampliamente solidarios algunos radicales que cohabitan en las mismas oficinas.

Inclusive, trascendió que el día en el que se cerraron las listas, el desagrado -lo consideró una traición- de la legisladora chaqueña por la aparición de dos listas de diputados nacionales "colgadas" de la candidatura de Ibarra, superó lo imaginable. Este cortocircuito aún chisporrotea en los cables que transmiten la energía de la Fuerza Porteña. Desde entonces los nombres de Jorge Giorno y de Miguel Bonasso, los mentores de ambas nóminas, no figuran en las frecuentes plegarias de la ex radical.

KIRCHNERISTAS EN MOVIMIENTO

Es por causa de la escasa hospitalidad de la que hacen gala sus otros aliados, que Ibarra debe apelar a sus mejores artes de contorsionista para satisfacer algunos coléricos pedidos de atención del presidente y de la chaqueña. Debido a la "excesiva cortesía" del ex fiscal para con los seguidores de ésta, en dos reuniones realizadas en la Jefatura de Gabinete de la Nación, los peronistas que lo acompañan en las listas de Fuerza Porteña -Héctor Capaccioli y Miguel Talento (hombres de confianza del anfitrión, Alberto Fernández), Juliana Marino y Ana Suppa (Memoria y Movilización) Gabriel Picciano (Nueva Dirigencia – Beliz) e Inés Urdapilleta (Iribarne)- decidieron ponerse en acción para equilibrar las cosas.

En estas dos reuniones surgió la idea de la realización de dos actos. El primero tendrá lugar el próximo jueves 7 de agosto en el Sindicato de Farmacia y el siguiente se hará el 14 de agosto y el otro será en el teatro Nuevo Ateneo, territorio propio del subsecretario de Comunicación Social de la Nación, José "Pepe" Albistur, tanto como para reafirmar la pureza "kirchnerista" de sus organizadores.

El grupo, quiere »peronizar» la campaña, recordándoles a los porteños el protagonismo del presidente de la Nación en las elecciones porteñas del 24 de agosto, algo diluído en los últimos tiempos. Inclusive, los fieles del jefe de Gobierno alientan esta estrategia, decididos como están a no despreciar en esta dificilísima elección a un aliado con tanto poder como Kirchner, que además ostenta -como no lo puede hacer ningún otro dirigente político-, un índice de aceptación popular del 80 por ciento.

En esta línea, los íntimos de Ibarra apuestan a que la intervención de los kirchneristas equilibrará la influencia de sus aliados del ARI, habida cuenta de la autoinmolación del Frente Grande en los dos últimos años, que dejaron a Ibarra en la intemperie superestructural, por lo que no puede hacer oídos sordos a las exigencias de sus aliados que tienen poder territorial.

EL PRD TAMBIÉN SALE DE SU LETARGO

La escasa generosidad que reina entre los miembros de la Fuerza Porteña se extiende también hacia la lista del Partido de la Revolución Democrática, que encabeza Miguel Bonasso -la misma que provocó la ira de "Lilita" el día del cierre-, a pesar de que éste se dispone a abrir operaciones en la Zona Sur de la Ciudad para pelearle los votos a Mauricio Macri en el lugar en el que éste mejor mide y en el que ni el ibarrismo ni el ARI suelen frecuentar.

La Zona Sur fue el lugar en el que Kirchner hizo su gran performance el 27 de abril último, cuando ganó en ocho circunscripciones, obteniendo inesperadamente 380 mil votos, es decir, el 19, 46 por ciento del total. Esto le sirvió para ubicarse en el tercer lugar, muy cerca de "Lilita" Carrió, que lo aventajó apenas por siete mil votos, contando la totalidad del territorio porteño.

El sábado nueve de agosto a la tarde estarán recorriendo las calles de Villa Lugano y más tarde inaugurarán la Unidad Básica "Eva Perón", en la intersección de la calle que lleva el nombre de la Abanderada de los Humildes con Fernández. En tanto, el próximo 15 de agosto inaugurarán la Unidad Básica "11 de marzo de 1973", en Sáenz 471, en el corazón de Pompeya.

Estas acciones del "fundamentalismo" kirchnerista se producen porque éstos son los únicos que asumen la veracidad de una encuesta en la que Macri le lleva a Ibarra una ventaja de alrededor de 10 puntos, que situaría al presidente de Boca Juniors al borde de la victoria el 24 de agosto, un triunfo que se repetiría el 14 de septiembre. De allí que hayan salido a la cancha con una fuerte determinación, para intentar subir una cuesta demasiado empinada.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...